¿Cómo alcanzar mis metas este año sin morir en el intento?

13 de enero, 2017

¿Cómo alcanzar mis metas este año sin morir en el intento?

A muchos nos parece emocionante arrancar un año nuevo. Es el pretexto ideal para ilusionarnos y decir: “Ahora sí voy a cumplir mis metas” o “Ahora sí voy a lograr las 15 metas que no he cumplido en los últimos cinco años”. Nos ponemos metas, muchas metas muy ambiciosas, tantas que nos perdemos en el intento. Quizá nos frustremos por no alcanzarlas y estamos esperando el siguiente año para de nueva cuenta ilusionarnos porque “ahora sí, este es mi año”.

Quizá hace tres años tu meta era ir al gimnasio, y hace dos mejor dijiste: Hacer ALGO de ejercicio. Quizá ahora tu meta es: “Aunque sea caminar”. O bien te propusiste cambiar al mundo, para luego decir: “Bueno, aunque sea me cambio yo”, y terminaste diciendo: “Trataré de ya no regarla tanto”.

¿Te suena conocida esta situación? ¿Te ha pasado algo similar?

Quiero compartirte mi consejo para no morir en el intento de lograr nuestras metas de año nuevo o cualquier meta que nos propongamos en la vida.

Primero te recomiendo no tener tantas metas. Aunque tener 18 metas suene más poderoso que tener sólo cinco, probablemente con 18 te perderás y no tendrás enfoque alguno. En cambio, con cinco estarás un poco más enfocado en lo que quieres lograr. Pregúntate: “¿Qué cinco cosas harían este año espectacular y el mejor de mi vida?” Es importante que tengas en tu vocabulario estas palabras poderosas, más allá de conformarte con solo tener un buen año.

Enfócate en lo que quieres lograr
Hay diferentes corrientes o gurús que recomiendan algunas áreas o aspectos para enfocar nuestras vidas. Te comparto las que aparecen con más frecuencia. Utilízalas como guía para encontrar esas cinco cosas que harán del 2017, el mejor año de tu vida.

 

  • Espiritualidad
    Yo lo llamo espiritualidad para no entrar en conflictos religiosos. ¿De dónde provienen las ideas/sentimientos que nutren mi alma y mi corazón? Se trata de aquellas ideas que te permiten dormir tranquilamente.
  • Salud y energía
    ¿Físicamente me encuentro bien? ¿Tengo la energía necesaria para mis actividades del día a día? ¿Cómo está mi salud?
  • Familia/Persona
    ¿Estoy en paz con mi círculo familiar? ¿Tengo alguna conversación pendiente? ¿Cómo es mi relación de pareja, hijo, hermano?
  • Empresa/Profesión
    ¿Cómo es mi rendimiento en el trabajo? ¿Estoy haciendo una diferencia en mi entorno? ¿Qué tendría que mejorar?
  • Finanzas personales
    ¿Estoy contento con lo que tengo? ¿Tengo una política de ahorro o ahorro lo que me sobra? ¿Qué objetivos quiero alcanzar?
  • Red de contactos
    ¿De quién nutro mis ideas y mis conversaciones? ¿La gente que me rodea abona a mi crecimiento personal y profesional?
  • Experiencia de clase mundial
    Si tienes calma espiritual, salud, familia, además de satisfacción laboral y financiera, entonces atrévete a vivir una experiencia de clase mundial. Busca darte ese “lujito”. ¡Te lo mereces!
  • Legado
    ¿Qué camino o huella estoy dejando en el camino? ¿De qué se van a acordar de ti en un futuro?

Cumple tus propósitos paso a paso
El primer paso es elegir cinco de estos ocho elementos en los que te quieras enfocar para este año. Estos elementos pueden darte una pista importante de qué es lo que quieres o necesitas lograr en tu vida.

El segundo paso es hacer que esa meta sea ambiciosa, poderosa y fácil de recordar. Para cada una de las metas te recomiendo utilizar el método SMART. Specific (específica), Measurable (medible), Attainable (alcanzable), Relevant (relevante para ti) y Time based (que tenga una caducidad). La recomendación es que seas crítico contigo mismo para que tengas metas que hagan un cambio significativo en tu vida.

Suponiendo que elegí “Salud”. No es lo mismo decir: “Este año voy a comer mejor y voy a ir al gimnasio para bajar de peso”. Esta meta es muy general, lo que provoca que fácilmente puedas olvidarla o perderte en el camino y no invita mucho a la acción.

Ahora observa la diferencia utilizando el sistema SMART:

“Mi meta para este 2017 es ponerme a dieta y durante los primeros seis meses lo haré con la ayuda de un nutriólogo para bajar 10 kilos. Además, reduciré mi consumo de refrescos de tres a uno diario. Voy a hacer al menos 30 minutos de cardio cuatro días a la semana y dos días de levantamiento de pesas.”

De esta forma eres muy específico y claro con lo que quieres lograr. Sabes qué es lo que estás midiendo (el peso, los meses de dieta y los días de actividad física). Es alcanzable (no quieres adelgazar 80 kilos). Es relevante (para tu vida y bienestar) y tienes un tiempo marcado para medirlo.

Esto hay que hacerlo con aquellas cinco metas que van a hacer que al final del año hayas tenido el mejor año de tu vida. ¡Y por favor! Escríbelas en un lugar donde puedas verlas y tenerlas presente constantemente. Si llegas a este paso, ¡felicidades!, creo que has logrado enfocarte en algo valioso para ti.

Lleva tus meta al siguiente nivel
Si quieres llevar tus metas al siguiente nivel puedes hacer un plan de 90 días (tres meses), así podrás detenerte al menos cuatro veces al año para ver cómo vas y hacer cambios si es necesario. Sería absurdo que la última quincena de diciembre te preguntes: “Cómo voy con mi peso?” y quieras dejar de comer y redoblar el ejercicio, cuando sabes que vienen las posadas y el puente Guadalupe-Reyes.

Si eres de los quieren llevar esto al siguiente nivel... ¡Bienvenido al club!

Otra sugerencia es compartir este plan con un grupo reducido y selecto de amigos. Ellos te acompañarán en el reto por alcanzar la meta. Puedes reunirte una vez al mes o hacer la revisión del plan de 90 días de cada uno para ver cómo van y así ayudarse mutuamente. En ese mismo grupo quizás puedes encontrar un compañero de gimnasio para motivarse entre ustedes o alguna recomendación de un buen nutriólogo para alcanzar sus metas.

No te preocupes si piensas que cinco metas son muy pocas. Con este enfoque probablemente vas a conseguir cuatro de cinco metas y te habrás quedado muy cerca de lograr la quinta. Con 18 metas quizá termines frustrado, muriendo en el intento, apenas consiguiendo dos metas (y a medias). Tan sólo te quedará la emoción de cumplir todas aquellas metas acumuladas el siguiente año.

En fin. Te comparto el enfoque con el que he trabajado estos últimos años y que ha funcionado tanto en mí como con la gente que me rodea. Te mando un fuerte abrazo esperando que cumplas tus cinco metas poderosas. Y recuerda que en Ignixon estamos para ayudarte e inspirarte a construir la mejor versión de ti mismo.

Por: Alejandro De Santiago Lavalle